El ozono (O3) en la estratósfera filtra los rayos ultravioletas (UV) dañinos para las estructuras biológicas, es también un gas de efecto invernadero que absorbe de manera muy efectiva la radiación infrarroja.

Molécula de ozono (O3)
Molécula de ozono (O3)

La concentración de ozono en la atmósfera no es uniforme sino que varía según la altura.

Se forma a través de reacciones fotoquímicas que involucran la radiación solar, una molécula de O2 y un átomo solitario de oxígeno. También puede ser generado por complejas reacciones fotoquímicas relacionadas con emisiones antropogénicas y constituye un potente contaminante atmosférico en la tropósfera superficial.

Componentes Forzantes Radiativos
Componentes Forzantes Radiativos

Es destruido por procesos fotoquímicos que involucran a radicales hidroxilos, NOx y cloro (Cl, ClO). La concentración es determinada por un fino proceso de balance entre su creación y su destrucción.

Se teme su eliminación por agentes que contienen cloro (CFCs), que en las alturas estratosféricas, donde está la capa de ozono, son transformadas en radicales que alteran el fino balance que mantiene esta capa protectora (GCCIP, 1997).

Se espera que la misma fuerza de radiación del CO2 que produce el calentamiento global enfríe la estratósfera. Este enfriamiento a su vez produciría un aumento en la destrucción del ozono, en especial en áreas polares, y de la aparición de hoyos en la capa de ozono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.