Las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos tomarán lugar en noviembre de 2020 y sus ciudadanos tienen una nueva oportunidad para exigir a sus representantes medidas mejores y más efectivas ante el cambio climático. ¿Qué proponen los candidatos en materia de calentamiento global y por qué considerar el cambio climático como un elemento importante a la hora de votar? En las siguientes líneas se responderán estas preguntas para así poner en perspectiva la importancia del sufragio y nuestro compromiso con el medio ambiente. 

El debate del cambio climático 

El cambio climático es un fenómeno que afecta todo el planeta, la contaminación indiscriminada y nuestra huella de carbono, nos ha llevado a repensar la manera en que nos sustentamos y actuamos como sociedad. Los gobiernos se han visto obligados a establecer políticas públicas que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático, porque a esta altura es complejo evitarlo. Sin embargo, desde el 2018, se unió al debate del cambio climático un participante con ideas que han llamado la atención, no sólo de la comunidad científica, sino también de grupos activistas de todo el mundo: el actual presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump.

Para entender qué ha venido a cambiar el presidente Trump en el debate internacional sobre fenómeno del cambio climático, se tomarán supuestos de la disciplina de las relaciones internacionales. Los países generan agendas que responden a diferentes intereses, su orden de prioridad depende en gran medida a las circunstancias que enfrenta el país en un momento dado. Por mucho tiempo el cambio climático no tuvo relevancia alguna en dichas agendas, ya que el fenómeno no era considerado como una amenaza. En los últimos 20 años los efectos del cambio climático lo han transformado, en la mayoría de las agendas de los países, en un tema de vital importancia para la supervivencia no solo de cada país, sino de toda la humanidad.

Tomemos como ejemplo el histórico Acuerdo de París de 2015 establece un plan de acción mundial proponiendo un límite del calentamiento global muy por debajo de 2º C. Un total de 195 países firmaron el acuerdo, entre ellos Estados Unidos de América. El presidente Barack Obama tuvo además un papel determinante en las negociaciones, resaltando la importancia de migrar de un modelo energético basado en hidrocarburos a uno de fuentes renovables. En cambio, Donald Trump al llegar al Despacho Oval, anunció que se retiraría del acuerdo.

Este acontecimiento es quizá el más importante, mas no la única acción que ha desfavorecido el debate, sus declaraciones y tweets han generado preocupación sobre rol que tomará el país sobre políticas que regulen la emisión de gases de efecto invernadero.

La temática del cambio climático y energías renovables han sido terreno fértil para discusiones y las propuestas presentadas por los candidatos a medida que se acercan las elecciones primarias, muchos de ellos interesados en cambiar el modelo del presidente Trump.

Elecciones 2020 y sus posibles candidatos

Los estadounidenses se encuentran en medio del proceso a electoral 2020. Actualmente, se desarrollan las candidaturas para las elecciones primarias, en esta etapa los interesados en ser presidente se postulan entre sus partidos políticos, el ganador representará al partido en las siguientes etapas. A continuación, se presenta a los principales candidatos dentro del Partido Republicano y Demócrata, así como sus propuestas ante el cambio climático.

De izquierda a derecha el actual presidente Donald Trump, seguido por William Weld del Partido Republicano. En tercer lugar Joe Biden y por último Bernie Sanders ambos del Partido Democrata

Este 18 de junio fue la fecha elegida por el presidente Trump para anunciar formalmente su candidatura a un segundo término presidencial, el único contrincante republicano de momento es el ex-gobernador republicano de Massachusetts quien anunció oficialmente su carrera por la presidencia en abril. Weld remarcó la “necesidad de actuar contra el cambio climático” además considera que Estados Unidos debe nuevamente unirse al Acuerdo de París. Dentro de su trabajo como gobernador está la promulgación de la Ley de Protección de Ríos del estado de Massachusetts. 

Por parte del Partido Demócrata, el exvicepresidente Joe Biden figura entre los candidatos más fuertes a ganar las elecciones primarias. Iniciando su campaña Biden generó duda y crítica al no tener propuestas claras o lineamientos específicos para mitigar el cambio climático, sin embargo, el 4 de junio anunció su nuevo plan llamado Revolución por Energías Limpias y Justicia Medio Ambiental, donde se alinean una serie de decretos ejecutivos con alcances nunca antes vistos. Su decreto más importante sería limitar las emisiones de metano provenientes de la actual infraestructura que explota petróleo y gas natural.

El otro candidato demócrata es Bernie Sanders Senador de Vermont, quien se ha encargado de exponer el cambio climático como un tema de seguridad nacional. En materia de política energética ha propuesto una transición hacia las energías renovables.

Como podemos ver, tanto de lado republicano como del demócrata existen posiciones distintas que afectan el cómo se van a manejar los efectos del cambio climático. Si bien la experiencia nos enseña que las políticas nacionales son clave para el abordaje de cambio climático, cabe resaltar que para enfrentar el cambio climático es necesario que todos los sectores de la sociedad trabajen en conjunto. A nivel federal, California y Massachusetts cuentan con importantes antecedentes y acciones ante el cambio climático de las cuales podemos aprender mucho.

Massachusetts y California: Estados de conciencia verde 

En 2007 la Corte Suprema de los Estados Unidos resolvió el caso Massachusetts v. Environmental Protection Agency (EPA) donde el estado de Massachusetts demandaba al EPA por una efectiva regulación (a la cual se negó en su momento) de los gases de efecto invernadero y dióxido de carbono,  principales causantes del calentamiento global. El caso tomó lugar en 1999 donde tres estados costeros (Rhode Island, Connecticut, y el demandante, Massachusetts) expresaron su preocupación por uno de los efectos más preocupantes del calentamiento global, el aumento del nivel del mar, lo que ocasionaría una pérdida importante a sus territorios.

El caso se llevó a la Corte Suprema de los Estados Unidos y su fallo marcó un precedente importante para el estudio científico como prueba indudable del cambio climático, además se legitimaron las preocupaciones sobre el calentamiento global en instancias legales. Esto nos demuestra que existen diferentes espacios para la intervención de la ciudadanía en el combate contra el cambio climático.

Por su parte California, el estado más grande de EEUU, la 6ta economia del mundo y pese a que el cambio climático no es una prioridad a nivel Federal, este estado se posiciona como un referente mundial en cuanto a compromisos energéticos. California busca tener 100% de energía limpia en su red eléctrica para el 2045. Dentro de sus medidas más visionarias está el programa para la reducción de los gases de efecto invernadero. Se compone de una serie de sanciones para las industrias que rebasen los límites establecidos. Las acciones del gobernador en conjunto con sus ciudadanos y el sector industrial han generado fuertes iniciativas que sorprenden al mundo.

¿Con el voto es suficiente?

Ahora bien, se preguntará si su participación y voto realmente ayudarán a combatir el cambio climático. La respuesta es un rotundo sí, pero si se acompaña de quererse informar y participar activamente.

Como hemos podido observar las políticas públicas y acuerdos internacionales son oportunidades para combinar fuerzas y generar conciencia global del problema. En el caso de Estados Unidos las acciones de su actual presidente han afectado seriamente el papel de líder ambiental de esa nación en la escena internacional. Sin embargo, sus ciudadanos tienen la oportunidad para exigir a sus candidatos medidas que representen su interés por enfrentar el cambio climático.

La participación de los ciudadanos en todos los procesos de toma de decisión son pieza clave para mitigar el cambio climático. El caso de Estados Unidos nos enseña que sus gobiernos estatales locales y movimientos ambientales tienen importantes experiencias y opiniones que pueden distar de su visión Federal. Por lo tanto, si no está conforme con las políticas estatales de su país, busque información sobre los próximos candidatos en sus elecciones, que como hemos visto varían inclusive dentro de un mismo partido. También puede acercarse a su gobierno local (como en el caso de California) e infórmese cómo puede ayudar a los grupos de su comunidad. Haga del cambio climático un tema prioritario en su agenda personal.

Autores:

Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Costa Rica.

Pamela Morales Cruz, Jean Arrones Aguilar, Charity Seas y
Martín Peña López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.