Reporte del NIPCC que contradice conclusiones de la IPCC

Conclusiones del Reporte “La naturaleza, no la actividad humana, es la que rige el clima”

Reporte completo

portada-nature-not-human-activityEl problema central para quienes establecen políticas en el debate sobre el calentamiento global son:

(a) ¿la tendencia al calentamiento es real y cuan significativo es?

(b) ¿cuánto de esta tendencia de calentamiento se debe a causas naturales y cuánto se debe a los gases de efecto invernadero generados por la actividad humana? y

(c) ¿los efectos del calentamiento serán perjudiciales o beneficiosos para las plantas y la vida silvestre y para la civilización humana?

En este informe la NIPCC ha presentado evidencia que ayuda a dar respuestas a las tres preguntas.

  • La extensión del calentamiento en la época moderna – el meollo de la primera pregunta – parece ser menor de lo que postula la IPCC y en los medios de comunicación populares. Hemos documentado deficiencias en los datos superficiales que son afectados por las islas de calor urbanas y por la mala distribución de las estaciones de observación terrestres. Los datos de los océanos, que cubren el 70 por ciento del planeta, también están sujetas a incertidumbres. Las únicas observaciones verdaderamente globales provienen de los satélites meteorológicos, y éstas no han mostrado ninguna tendencia de calentamiento desde 1998, o sea los últimos 10 años.
  • Este informe muestra de manera concluyente que el aporte humano de gases de efecto invernadero al calentamiento actual es insignificante. Nuestro argumento se basa en un método bien establecido y generalmente aprobado de “huella digital”. Utilizando los datos publicados por el IPCC y más elaborados en el informe CCSP patrocinado por EE.UU., hemos mostrado que patrones de tendencia de temperatura observados están en fuerte desacuerdo con los calculados a partir de modelos de efecto invernadero.
    Es significativo que el IPCC nunca ha hecho una comparación similar, o habría descubierto el mismo resultado – es decir, que el calentamiento actual es principalmente de origen natural y no antropogénico. En cambio, el IPCC se basó para su conclusión (sobre el tema de calentamiento global antropogénico) en “evidencia” circunstancial que no aguanta un escrutinio a detalle.
  • temperaturas_basadas_en_hielos_de_groenlandiaMostramos que el siglo XX no es en absoluto inusual y que han habido períodos de calentamiento de mayor magnitud en el pasado histórico – sin ningún tipo de consecuencias catastróficas.
  • También discutimos las muchas deficiencias de los modelos climáticos intentando simular lo que ocurre en la atmósfera real.
  • Si la contribución humana al calentamiento global debido al aumento de niveles de gases de efecto invernadero es insignificante, ¿por qué los modelos de gases de efecto invernadero muestran alot nivel de “sensibilidad climática”? La explicación más probable es que los modelos hacen caso omiso a los feedbacks negativos que ocurren en la atmósfea real. Nuevas observaciones reportadas por satélites sugieren que es la distribución del vapor de agua la que podría ser la responsable de estos fuerte retroalimentación negativa.
  • Si el calentamiento actual no se debe al aumento de gases de efecto invernadero, ¿cuáles son las causas naturales responsables del calentamiento y enfriamiento – como está tan ampliamente demostrado en el registro histórico y el clima pre-industrial? La evidencia empírica sugiere fuertemente que la causa principal del calentamiento y enfriamiento en una escala de décadas se deriva de la actividad solar, a través de la modulación de los rayos cósmicos que a su vez, afectan la nubosidad atmosférica. Según un estudio publicado, las variaciones de los rayos cósmicos son, también, responsables de importantes cambios climáticos observados en el registro-paleo que llega a 500 millones de años en el pasado.
  • La tercera pregunta se refiere a los efectos de un calentamiento global modesto. Una preocupación importante va asociada a un posible calentamiento futuro es el rápido aumento del nivel del mar, pero incluso el IPCC ha estado reduciendo sus estimaciones. Mostramos aquí que habrá poco o nada de aceleración, y, por lo tanto, no habrá un incremento adicional en la tasa de aumento del nivel del mar actual. Esto es cierto incluso si hay un calentamiento de décadas de duración, ya sea natural o provocado por la actividad humana.
  • efectos_positivos_de_aumento_co2Otros efectos de un posible aumento de la temperatura agrandan y dióxido de carbono es posible que sean benignos, promoverán no sólo el crecimiento de los cultivos y los bosques, sino que beneficiarán la salud humana. La acidificación del océano, no se considera un problema, como lo indican los datos disponibles. Después de todo, los niveles de CO2 han sido hasta 20 veces el valor actual durante el período Fanerozoico, hace 500 millones de años. Durante ese tiempo, el clima de la Tierra ha sido notablemente estable, sin ‘efecto invernadero descontrolado, lo que implica que hay una fuerte retroalimentación negativa.
  • Si, por alguna razón, un modesto calentamiento ocurriera – incluso uno que sea similar a las temperaturas del Periodo Cálido Medieval de alrededor del año 1100 o uno de los otros más grandes registrados durante el Óptimo Climático del Holoceno hace unos 6000 años – el impacto no sería dañino, sino que probablemente sería, en general, beneficioso. [1982 Cordero, y Fig. 26]

Implicación en las políticas climáticas

  • Nuestros hallazgos, si se sostienen, apuntan a causas naturales y una tendencia al calentamiento moderado con efectos beneficiosos para la humanidad y la vida silvestre. Esto tiene implicaciones políticas evidentes: los esquemas propuestos para el control de las emisiones de CO2, incluido el Protocolo de Kyoto, las propuestas en los EE.UU. para las acciones federales y estatales, y las propuestas de un tratado internacional que reemplace al de Kyoto, son innecesarias, sería ineficaz si se aplican, y sería una pérdida de recursos que mejor sería dedicar a problemas sociales genuinos [Cantante, Revelle y Starr, 1991; Lomborg de 2007].
  • Aun si una parte sustancial del calentamiento global se debe a los gases de efecto invernadero – y no lo es – cualquier esfuerzo de control actualmente contemplado daría sólo resultados débiles. Por ejemplo, el Protocolo de Kyoto – incluso si observa perfectamente por todas las naciones participantes – disminuiría las temperaturas futuras calculadas en sólo 0.02 grados C para el año 2050 [re-calculado de Parry et al. 1998], a la cantidad indetectable.

En resumen: Este informe de la NIPCC falsifica la conclusión principal de la IPCC de que el calentamiento (desde 1979) es muy probablemente causado por la emisión humana de gases de efecto invernadero. En otras palabras, el aumento del dióxido de carbono no es responsable del calentamiento actual. Las políticas adoptadas y las previstas en el nombre de la “lucha contra el calentamiento global” son innecesarias.

Es lamentable que el debate público sobre el cambio climático, alimentado por errores y exageraciones contenidas en los informes del IPCC, se han desviado tan lejos de la verdad científica. Es una vergüenza para la ciencia que el bombo publicitario haya sustituido la razón en el debate global sobre tan importante tema.