La Geósfera

Otro componente del sistema climático de la Tierra consiste en suelos, sedimentos y rocas de las masas de tierras, corteza continental y oceánica, y en última instancia, el interior mismo de la Tierra, la llamada Geósfera. Tiene un rol de influencia sobre el clima global que varía en las escalas temporales.

Variaciones en el clima global que se extienden por decenas y hasta centenas de millones de años, se deben a modulaciones interiores de la Tierra. Los cambios en la forma de las cuencas oceánicas y el tamaño de las cadenas montañosas continentales que influyen en las transferencias energéticas del sistema climático.

Las capas de la Tierra (Geósfera)

Las capas de la Tierra (La Geósfera)

En escalas mucho menores de tiempo, procesos químicos y físicos afectan ciertas características de los suelos, tales como la disponibilidad de humedad, la escorrentía y los flujos de gases invernadero y aerosoles hacia la atmósfera y los océanos.

Vulcanismo

Vulcanismo

El vulcanismo, aunque es impulsado por el lento movimiento de las placas tectónicas, ocurre regularmente en escalas de tiempo mucho menores. Las erupciones volcánicas agregan dióxido de carbono a la atmósfera que ha sido removida por la biosfera y emiten además, grandes cantidades de polvo y aerosoles que afectan las temperaturas globales de manera significativa.

Estos procesos explican someramente, como la geosfera puede afectar el sistema climático global.