Aceleración del Calentamiento Atmosférico

Avances científicos precisan estimados anteriores sobre la aceleración del calentamiento atmosférico revelando que estamos más cerca de lo que pensábamos de un cambio climático irreversible, cuyas primeras consecuencias ya empiezan a hacerse notar en los fenómenos y anormalidades climáticas observadas este año, que amenazan con empeorar de no tomar medidas en el tema. Con el avance de la ciencia podemos entender a mayor profundidad el funcionamiento de los fenómenos naturales, los diversos sistemas que mantienen el equilibrio en nuestro planeta y los factores que intervienen en la conservación de dicho balance, imprescindible para la vida como la conocemos.

Aceleración del calentamiento atmosférico

Del mismo modo entender estos fenómenos permite entender cómo nuestras acciones afectan el ecosistema y gracias a este conocimiento, en los últimos años, hemos sido capaces de establecer el gran daño que causamos a la atmósfera y hemos empezado a tomar medidas para contrarrestar los efectos, sin embargo, algunas de estas apreciaciones no son tan exactas.

  • La sensitividad de equilibrio climático es la variación acelerada de la media de temperatura climática, estudiosos del tema situaba, este valor entre 2Cº y 4.6Cº.
  • Los investigadores Ivy Tan y Trude Storelvmo y Mark D. Zelinka han descubierto que los valores de sensibilidad de equilibrio climático conocidos hasta ahora han estado errados.
  • De acuerdo con este estudio los modelos actuales subestiman el efecto de las nubes en los cálculos establecidos situando la variación actual, de acuerdo al modelo planteado por Tan, Zelinka y Storelvmo, sitúa la sensibilidad de equilibrio climático entre 4.6 Cº y 5.3 Cº..
  • Las consecuencias de esta variación ya se están haciendo evidentes, Fenómenos climáticos como El Niño se intensificaron notablemente y generaron sequías extendidas en algunas latitudes y precipitaciones descontroladas en otras.
  • Está en manos de nuestros líderes colocar el tema ambiental entre las prioridades, de igual forma que está en manos de cada persona contribuir, conocer e implementar las tecnologías y energías limpias para de este modo aportar aunque sea un poco al futuro de la humanidad.

Inicialmente se había creado un estimado del aumento de temperatura atmosférica causado por los gases de invernadero, mayormente por emisiones humanas, generando el término de sensitividad de equilibrio climático, que hace referencia a la variación acelerada de la media de temperatura climática, causada por la acumulación de gases de invernadero. Esta medida desarrollada por estudiosos del tema situaba este valor entre 2Cº y 4.6Cº (35.6Fº – 40.28Fº), con lo cual se estimaron una serie de efectos sobre el ambiente. Incluso se estipuló que el verdadero efecto catastrófico de este fenómeno se apreciará cuando el límite inferior de la variación llegara los 5 Cº, desencadenando toda clase de fenómenos climáticos que cambiarían definitivamente la forma de vida del ser humano a nivel mundial. Este escenario se dibujaba un poco distante y las medidas que se tomaron contra este efecto tardarían en tener un efecto real.

Sin embargo, nuevas tecnologías y estudios relacionados con el funcionamiento del clima y los mecanismos de regulación de temperatura atmosférica han revelado que el problema es mucho más grave de lo que se pensó originalmente. Los investigadores Ivy Tan y Trude Storelvmo de la universidad de Yale y Mark D. Zelinka del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de California, en busca de aumentar la precisión de los modelos climáticos a futuro han descubierto que los valores de sensibilidad de equilibrio climático conocidos hasta ahora han estado errados. (Articulo esta disponible en http://bit.ly/1WriSXq)

Aceleración del calentamiento atmosférico

De acuerdo con este estudio los modelos actuales subestiman el efecto de las nubes en los cálculos establecidos, vale la pena destacar que el CO2 residual presente en la atmósfera así como el vapor de agua representan un aumento significativo en la variación de temperatura de tal forma que los modelos tradicionales han estimado el calentamiento atmosférico muy por debajo del valor real.

La variación actual, de acuerdo al modelo planteado por Tan, Zelinka y Storelvmo, sitúa la sensibilidad de equilibrio climático entre 4.6 Cº y 5.3 Cº, con lo cual las medidas a largo plazo asumidas por organizaciones internacionales se ven presionadas a intensificarse y tomar acciones inmediatas si lo que se quiere es evitar la pérdida total del equilibrio climático como lo conocemos.

Las consecuencias de esta variación ya se están haciendo evidentes, este invierno fue uno de los más irregulares en la historia, por su duración e intensidad, incluso localidades sureñas vieron por primera vez en cientos de años una tormenta de nieve en su territorio y la cantidad de nieve por metro cuadrado superó la de toda la década y ocasionó millones de dólares en pérdidas para varias ciudades en todo el mundo, como expresa Exacta, una compañía de predicción climática de Londres. (Articulo disponible en: http://bit.ly/1TbYqGx)

Aceleración del calentamiento atmosférico

Fenómenos climáticos como El Niño se intensificaron notablemente y generaron sequías extendidas en algunas latitudes y precipitaciones descontroladas en otras, resultando en inundaciones, pérdidas de cosechas y daños estimados en cientos de millones de dólares, más al sur, poblaciones enteras fueron evacuadas producto de estas inundaciones.

Los meses de noviembre y diciembre del año anterior fueron históricos ya que se logró un acuerdo de medidas para la protección de la atmósfera en el cual participan más de 140 países y busca reducir considerablemente las emisiones de CO2 de origen humano a la atmósfera. Sin embargo, todas las estimaciones realizadas se hicieron bajo los modelos climáticos anteriores, este estudio revelador demuestra que se dispone de mucho menos tiempo para actuar y que las medidas a largo plazo deben sustituirse por acción inmediata ya que de lo contrario podría llegar a ser muy tarde.

Está en manos de nuestros líderes colocar el tema ambiental entre las prioridades, de igual forma que está en manos de cada persona contribuir, conocer e implementar las tecnologías y energías limpias para de este modo aportar aunque sea un poco al futuro de la humanidad.